Copper Café podría considerarse una marca esencialmente millenial. Su creador, con menos de 30 años de edad, decidió ver la escasez de café en Venezuela como una oportunidad para lanzar al mercado un producto 100% orgánico, cultivado localmente y dirigido a los consumidores jóvenes.

Comenzamos a trabajar con Copper Café en la creación de contenido para su perfil de Instagram, pero establecimos una conexión especial con los valores de la marca y nos hemos ocupado de potenciar su identidad en los últimos dos años. El paquete fue uno de los retos que asumimos.

No queríamos crear un paquete aislado de la experiencia que es Copper Café. Este producto se cultiva en Los Altos de Sucre, al oriente de Venezuela, con procesos artesanales y privilegiando el trabajo manual. Para producir solo una bolsa de café, es necesario el esfuerzo de cuatro hombres que usan manos y hombros, con una calidez que no habíamos visto en ningún otro emprendimiento.

Entonces decidimos que el paquete debía narrar la historia detrás de los 500 gramos de café orgánico que el consumidor estaba a punto de probar. Usamos una bolsa tradicional biodegradable para guardar la intención ecológica de la producción artesanal y orgánica del café.

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *