Si puedes leer en este idioma y no eres un hater de Donald Trump, serás condenado por internet más temprano que tarde. Es imposible recordar al menos una noticia positiva sobre el magnate de flequillo platinado desde que decidió aspirar a la presidencia de Estados Unidos.

Trump cree que los mexicanos son violadores y asesinos. Trump construirá un muro en la frontera. Trump quiere ahogar a los sospechosos de terrorismo (waterboarding). Trump destruirá el planeta. Y sí. Todo es cierto. Pero hay una mentira que ha estado llegando a tu buzón de entrada.

La empresa de seguridad informática Kapersky Lab detectó que Donald Trump ha sido usado por spammers para engañar a los internautas. En su último Informe sobre Spam y Phishing, la firma señala que una gran cantidad de correos electrónicos fantasma invitaron a sus receptores a ganar dinero siguiendo los métodos del multimillonario de la industria de bienes raíces.

Quienes caen en la mentira Trump, abren sin mayor cuidado un enlace que lleva a un portal de noticias falso. Los más incautos aportan sus datos personales a través de un formulario, luego de leer el artículo que les promete amasar una fortuna similar a la del presidente. Claro que el usuario sigue teniendo la misma cantidad de dinero en su cuenta bancaria después de poner toda su información confidencial en bandeja de plata a los delincuentes de la red.

Los embaucadores urden sus trampas de acuerdo a los temas y personajes que acaparen el interés público. Las elecciones presidenciales de Estados Unidos, celebradas en noviembre, se convirtieron en la fachada perfecta para el spam, así como lo fueron en su momento los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016.

Según el mismo informe de Kaspersky Lab, el nivel de mensajes de spam en el tráfico global de correo electrónico fue de 57,3%, lo cual representa un incremento del 4% con respecto al mismo periodo de 2015. Los tres países desde donde se envió la mayor cantidad de spam fueron Estados Unidos (10,79%), Vietnam (10,10%) e India (10,01%).

Si sabes de dónde viene la palabra spam, no sigas leyendo

El primer gran caso de spam se registró el 12 de abril de 1994. Se calcula que unos 6.000 usuarios de distintos foros de discusión de Usenet recibieron un mensaje que promocionaba los servicios legales del bufete Canter y Siegel para obtener una green card y poder residir en Estados Unidos. No todos eran inmigrantes. El mensaje se replicó sin filtro alguno.

Pero el término se usaba mucho antes de que los abogados Laurence Canter y Martha Siegel generaran este hito de internet. La palabra spam viene de spiced ham (jamón condimentado), un producto de la charcutera estadounidense Hormel Foods lanzado en 1937. La jamonada era el alimento que más consumían los soldados británicos y soviéticos.

Los mensajes basura, siempre abundantes e indeseados, tienen su asociación más inmediata en un sketch del grupo humorístico Monty Phyton. En el programa, una pareja intentaba ordenar comida en una cafetería cuyo menú estaba lleno de platos con jamonada (o spam) y donde unos vikingos cantaban una canción con la repetitiva palabra spam.

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *